Tipo de proyecto:

Branding e identidad visual.

 

Cliente:

Zelwa Storytelling

 

Año:

2019

Tipo de proyecto:

Branding e identidad visual.

 


Cliente:

Zelwa Storytelling

 


Año:

2019

Tipo de proyecto:

Branding e identidad visual.

 


Cliente:

Zelwa Storytelling

 


Año:

2019

Tipo de proyecto: Branding e identidad visual.

Cliente: Zelwa Storytelling

Año: 2019

Tipo de proyecto: Branding e identidad visual.

Cliente: Zelwa Storytelling

Año: 2019

Zelwa es una consultora cuyo corazón es el storytelling. Les mueve encontrar el relato que hay detrás de cada marca. Trabajan con los propios trabajadores de las empresas, formando a sus líderes y a sus equipos para que construyan y narren historias que produzcan cambios.

Zelwa también es un pueblo real. El nombre de una aldea que ya no existe y a la que hoy es imposible acceder porque se la ha tragado el bosque. Un lugar irrepetible, hecho de las historias que nos contaron.

Zelwa es una consultora cuyo corazón es el storytelling. Les mueve encontrar el relato que hay detrás de cada marca. Trabajan con los propios trabajadores de las empresas, formando a sus líderes y a sus equipos para que construyan y narren historias que produzcan cambios.

Zelwa también es un pueblo real. El nombre de una aldea que ya no existe y a la que hoy es imposible acceder porque se la ha tragado el bosque. Un lugar irrepetible, hecho de las historias que nos contaron. 

Zelwa es una consultora cuyo corazón es el storytelling. Les mueve encontrar el relato que hay detrás de cada marca. Trabajan con los propios trabajadores de las empresas, formando a sus líderes y a sus equipos para que construyan y narren historias que produzcan cambios.

Zelwa también es un pueblo real. El nombre de una aldea que ya no existe y a la que hoy es imposible acceder porque se la ha tragado el bosque. Un lugar irrepetible, hecho de las historias que nos contaron.

Zelwa es una consultora cuyo corazón es el storytelling. Les mueve encontrar el relato que hay detrás de cada marca. Trabajan con los propios trabajadores de las empresas, formando a sus líderes y a sus equipos para que construyan y narren historias que produzcan cambios.

Zelwa también es un pueblo real. El nombre de una aldea que ya no existe y a la que hoy es imposible acceder porque se la ha tragado el bosque. Un lugar irrepetible, hecho de las historias que nos contaron.

Zelwa es una consultora cuyo corazón es el storytelling. Les mueve encontrar el relato que hay detrás de cada marca. Trabajan con los propios trabajadores de las empresas, formando a sus líderes y a sus equipos para que construyan y narren historias que produzcan cambios.

Zelwa también es un pueblo real. El nombre de una aldea que ya no existe y a la que hoy es imposible acceder porque se la ha tragado el bosque. Un lugar irrepetible, hecho de las historias que nos contaron.

01_INTERLUDE

Zelwa es un lugar desconocido. Un lugar mítico en el que casi nadie ha estado y del que sólo se conocen las historias que cuentan de él.

Pero, ¿qué otros lugares existen que tengan también ese componente mítico?

Zelwa es un lugar desconocido. Un lugar mítico en el que casi nadie ha estado y del que sólo se conocen las historias que cuentan de él.

Pero, ¿qué otros lugares existen que tengan también ese componente mítico?

Zelwa es un lugar desconocido. Un lugar mítico en el que casi nadie ha estado y del que sólo se conocen las historias que cuentan de él.

Pero, ¿qué otros lugares existen que tengan también ese componente mítico?

Zelwa es un lugar desconocido. Un lugar mítico en el que casi nadie ha estado y del que sólo se conocen las historias que cuentan de él.

Pero, ¿qué otros lugares existen que tengan también ese componente mítico?

Zelwa es un lugar desconocido. Un lugar mítico en el que casi nadie ha estado y del que sólo se conocen las historias que cuentan de él.

Pero, ¿qué otros lugares existen que tengan también ese componente mítico?

 

 

 

 

 

02_LUGARES_MITICOS

La Antártida, Camelot, El Dorado, El Lago Ness... todos son lugares a los que les rodea un componente mítico.

Sin embargo, existen otros lugares aún más especiales. Lugares que no son únicos. Y precisamente lo que los hace interesantes es que son muchos.

La Antártida, Camelot, El Dorado, El Lago Ness... todos son lugares a los que les rodea un componente mítico.

Sin embargo, existen otros lugares aún más especiales. Lugares que no son únicos. Y precisamente lo que los hace interesantes es que son muchos.

La Antártida, Camelot, El Dorado, El Lago Ness... todos son lugares a los que les rodea un componente mítico.

Sin embargo, existen otros lugares aún más especiales. Lugares que no son únicos. Y precisamente lo que los hace interesantes es que son muchos.

La Antártida, Camelot, El Dorado, El Lago Ness... todos son lugares a los que les rodea un componente mítico.

Sin embargo, existen otros lugares aún más especiales. Lugares que no son únicos. Y precisamente lo que los hace interesantes es que son muchos.

La Antártida, Camelot, El Dorado, El Lago Ness... todos son lugares a los que les rodea un componente mítico.

Sin embargo, existen otros lugares aún más especiales. Lugares que no son únicos. Y precisamente lo que los hace interesantes es que son muchos.

 

 

 

 

 

03_DRAGONES

En el Siglo XVI, los cartógrafos lo tenían complicado. No contaban con satélites y sus instrumentos para medir distancias eran muy rudimentarios.

A esto hay que añadir la existencia de lugares poco conocidos, o inexplorados; que muchas veces, desde el desconocimiento, se tomaban por peligrosos.

En el Siglo XVI, los cartógrafos lo tenían complicado. No contaban con satélites y sus instrumentos para medir distancias eran muy rudimentarios.

A esto hay que añadir la existencia de lugares poco conocidos, o inexplorados; que muchas veces, desde el desconocimiento, se tomaban por peligrosos.

En el Siglo XVI, los cartógrafos lo tenían complicado. No contaban con satélites y sus instrumentos para medir distancias eran muy rudimentarios.

A esto hay que añadir la existencia de lugares poco conocidos, o inexplorados; que muchas veces, desde el desconocimiento, se tomaban por peligrosos.

En el Siglo XVI, los cartógrafos lo tenían complicado. No contaban con satélites y sus instrumentos para medir distancias eran muy rudimentarios.

A esto hay que añadir la existencia de lugares poco conocidos, o inexplorados; que muchas veces, desde el desconocimiento, se tomaban por peligrosos.

En el Siglo XVI, los cartógrafos lo tenían complicado. No contaban con satélites y sus instrumentos para medir distancias eran muy rudimentarios.

A esto hay que añadir la existencia de lugares poco conocidos, o inexplorados; que muchas veces, desde el desconocimiento, se tomaban por peligrosos.

Estos lugares desconocidos normalmente se señalaban en los mapas dibujando animales fantásticos como criaturas marinas o dragones.

En el año 1510 se publica el Globo de Lenox, celebremente conocido por llevar la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’ (‘Aquí hay Dragones’) para señalar uno de estos territorios inexplorados.

Estos lugares desconocidos normalmente se señalaban en los mapas dibujando animales fantásticos como criaturas marinas o dragones.

En el año 1510 se publica el Globo de Lenox, celebremente conocido por llevar la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’ (‘Aquí hay Dragones’) para señalar uno de estos territorios inexplorados.

Estos lugares desconocidos normalmente se señalaban en los mapas dibujando animales fantásticos como criaturas marinas o dragones.

En el año 1510 se publica el Globo de Lenox, celebremente conocido por llevar la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’ (‘Aquí hay Dragones’) para señalar uno de estos territorios inexplorados.

Estos lugares desconocidos normalmente se señalaban en los mapas dibujando animales fantásticos como criaturas marinas o dragones.

En el año 1510 se publica el Globo de Lenox, celebremente conocido por llevar la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’ (‘Aquí hay Dragones’) para señalar uno de estos territorios inexplorados.

Estos lugares desconocidos normalmente se señalaban en los mapas dibujando animales fantásticos como criaturas marinas o dragones.

En el año 1510 se publica el Globo de Lenox, celebremente conocido por llevar la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’ (‘Aquí hay Dragones’) para señalar uno de estos territorios inexplorados.

04_Hic-Svnt-Dracones

Al final, estos lugares donde se ponía la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’, eran lugares inexplorados, lugares de los que sólo se conocían las historias que se contaban de ellos.

Y eso es precisamente lo que Zelwa hace: encontrar dragones. Encontrar historias. Historias cuyo origen son el propio cliente, las propias personas con las que trabaja Zelwa.

Al final, estos lugares donde se ponía la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’, eran lugares inexplorados, lugares de los que sólo se conocían las historias que se contaban de ellos.

Y eso es precisamente lo que Zelwa hace: encontrar dragones. Encontrar historias. Historias cuyo origen son el propio cliente, las propias personas con las que trabaja Zelwa.

Al final, estos lugares donde se ponía la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’, eran lugares inexplorados, lugares de los que sólo se conocían las historias que se contaban de ellos.

Y eso es precisamente lo que Zelwa hace: encontrar dragones. Encontrar historias. Historias cuyo origen son el propio cliente, las propias personas con las que trabaja Zelwa.

Al final, estos lugares donde se ponía la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’, eran lugares inexplorados, lugares de los que sólo se conocían las historias que se contaban de ellos.

Y eso es precisamente lo que Zelwa hace: encontrar dragones. Encontrar historias. Historias cuyo origen son el propio cliente, las propias personas con las que trabaja Zelwa.

Del mismo modo que los cartógrafos del SXVI se encontraban ante zonas desconocidas en sus propios mapas; el cliente de Zelwa también desconoce una parte propia que está llena de historias.

Zelwa encuentra y da forma a esas historias, siempre junto al cliente, para construir su relato de marca.

Al final, estos lugares donde se ponía la inscripción ‘Hic Svnt Dracones’, eran lugares inexplorados, lugares de los que sólo se conocían las historias que se contaban de ellos.

Y eso es precisamente lo que Zelwa hace: encontrar dragones. Encontrar historias. Historias cuyo origen son el propio cliente, las propias personas con las que trabaja Zelwa.

Del mismo modo que los cartógrafos del SXVI se encontraban ante zonas desconocidas en sus propios mapas; el cliente de Zelwa también desconoce una parte propia que está llena de historias.

Zelwa encuentra y da forma a esas historias, siempre junto al cliente, para construir su relato de marca.

Del mismo modo que los cartógrafos del SXVI se encontraban ante zonas desconocidas en sus propios mapas; el cliente de Zelwa también desconoce una parte propia que está llena de historias.

Zelwa encuentra y da forma a esas historias, siempre junto al cliente, para construir su relato de marca.

Del mismo modo que los cartógrafos del SXVI se encontraban ante zonas desconocidas en sus propios mapas; el cliente de Zelwa también desconoce una parte propia que está llena de historias.

Zelwa encuentra y da forma a esas historias, siempre junto al cliente, para construir su relato de marca.

Del mismo modo que los cartógrafos del SXVI se encontraban ante zonas desconocidas en sus propios mapas; el cliente de Zelwa también desconoce una parte propia que está llena de historias.

Zelwa encuentra y da forma a esas historias, siempre junto al cliente, para construir su relato de marca.

 

 

Zelwa_logo
Zelwa_isotipo_blanco

El resultado es un logo en el que hay dragones.

Partiendo de una expresión seria y solvente, se introduce una W con un carácter creativo, que nos recuerda que Zelwa tiene sus propios dragones, su propia historia.

El resultado es un logo en el que hay dragones.

Partiendo de una expresión seria y solvente, se introduce una W con un carácter creativo, que nos recuerda que Zelwa tiene sus propios dragones, su propia historia.

El resultado es un logo en el que hay dragones.

Partiendo de una expresión seria y solvente, se introduce una W con un carácter creativo, que nos recuerda que Zelwa tiene sus propios dragones, su propia historia.

El resultado es un logo en el que hay dragones.

Partiendo de una expresión seria y solvente, se introduce una W con un carácter creativo, que nos recuerda que Zelwa tiene sus propios dragones, su propia historia.

El resultado es un logo en el que hay dragones.

Partiendo de una expresión seria y solvente, se introduce una W con un carácter creativo, que nos recuerda que Zelwa tiene sus propios dragones, su propia historia.

 

 

 

 

Zelwa_paleta-de-color

Del mismo modo, se plantea una paleta cromática sobria que contrasta con un toque de verde intenso que transmite energía y pasión.

Este mismo juego se aplica en el uso de la tipografía y la maquetación.

Del mismo modo, se plantea una paleta cromática sobria que contrasta con un toque de verde intenso que transmite energía y pasión.

Este mismo juego se aplica en el uso de la tipografía y la maquetación.

Del mismo modo, se plantea una paleta cromática sobria que contrasta con un toque de verde intenso que transmite energía y pasión.

Este mismo juego se aplica en el uso de la tipografía y la maquetación.

Del mismo modo, se plantea una paleta cromática sobria que contrasta con un toque de verde intenso que transmite energía y pasión.

Este mismo juego se aplica en el uso de la tipografía y la maquetación.

Del mismo modo, se plantea una paleta cromática sobria que contrasta con un toque de verde intenso que transmite energía y pasión.

Este mismo juego se aplica en el uso de la tipografía y la maquetación.

 

 

 

 

Zelwa_tipografía
ZELWA_TARJETAS_01
ZELWA_PAPELERÍA_01
ZELWA_TARJETAS_02
ZELWA_FACTURA
ZELWA_TARJETAS_03_cuadrada
ZELWA_CARPETA_cuadrada
ZELWA_POSTER_01
ZELWA_POSTER_02
ZELWA_POSTER_03
ZELWA_tote-bag_01_cuadrado
ZELWA_A5_cuadrado
ZELWA_tote-bag_02_cuadrado
ZELWA_FOLLETO_01
ZELWA_FOLLETO_02
ZELWA_ICONO_ESTRATEGIA
ZELWA_ICONO_ORATORIA
ZELWA_ICONO_EQUIPO
ZELWA_ICONO_CONTENIDO
ZELWA_WEB
ZELWA_movil_cuadrado
ZELWA_pitch_cuadrado
ZELWA_ID_cuadrado
Zelwa_logo_blanco

Julio Numar. Todos los derechos reservados. 2021

Julio Numar. Todos los derechos reservados. 2021

Julio Numar. Todos los derechos reservados. 2021

Julio Numar. Todos los derechos reservados. 2021